Suscríbase a nuestro Boletín de Noticias mensual

Recibirá puntualmente todas las noticias del sector y novedades sobre el mundo del lean. Software, formación, bibliografía o artículos de opinión.

 

El lean management, la gestión esbelta, rápida y flexible

29/11/2015 12:050 comentariosVistas: 25

El Lean Manufacturing tiene su origen en el sistema de producción Just in Time (JIT) desarrollado en los años 50 por la empresa automovilística Toyota. El modelo se ha convertido en el paradigma de los sistemas de mejora de la productividad y consiste en la aplicación sistemática y habitual de un conjunto de técnicas que buscan la mejora de los procesos a través de la reducción de todo tipo de “desperdicios”, definidos éstos como aquellos que usan más recursos de los estrictamente necesarios. La clave de esta filosofía está en provocar el nacimiento de una nueva cultura tendente a encontrar la forma de aplicar mejoras.

Aunque la industria pionera en su aplicación ha sido la del automóvil, donde la preocupación constante por mejorar la competitividad es clara, actualmente las experiencias señalan que el Lean es aplicable a cualquier tipo de industria, incluso a los servicios.

En España, el interés por esta filosofía de trabajo basada en las personas está creciendo en los últimos años, aunque todavía existe un gran desconocimiento, especialmente entre las pequeñas y medianas empresas. Desde nuestro punto de vista, es este desconocimiento el que provoca que este tipo de empresas en muchas ocasiones no puedan dar un servicio de calidad a sus principales clientes, que si la aplican.

En Galicia el grupo PSA ha conseguido arrastrar a la mayoría de sus empresas auxiliares a este modelo, consiguiendo que estas empresas sean un ejemplo de productividad y eficiencia. Existen otras importantes industrias en nuestra comunidad que lo están aplicando con éxito y sin embargo las empresas auxiliares que les dan servicio siguen produciendo con el sistema tradicional.

Somos conscientes que en muchas ocasiones los problemas principales para su implantación están relacionados con la falta de convicción de los directivos sobre las ventajas que aporta, la resistencia al cambio de los trabajadores y la ausencia de liderazgo. Sin embargo, no tenemos dudas, vistos los ejemplos empresariales donde se aplica que es el camino a seguir, ya que un enfoque orientado a la mejora continua, hace que las empresas sean más flexibles y con mayor capacidad de respuesta ante imprevistos.

Por tanto, podemos decir que el objetivo final es el de generar una nueva cultura de la mejora basada en la comunicación y en el trabajo en equipo, no dando nada por sentado y buscando continuamente nuevas formas de hacer las cosas de manera más ágil, flexible y económica. Este cambio radical consiste en analizar y medir la eficiencia y productividad de todos los procesos en términos de “valor añadido” y “despilfarro”.

El pilar fundamental es el espíritu Kaizen, verdadero impulsor del éxito del sistema Lean en Japón. Kaizen significa “cambio para mejorar”; deriva de las palabras KAI-cambio y ZEN-bueno, es el cambio en la actitud de las personas, es la actitud hacia la mejora, hacia la utilización de las capacidades de todas ellas, la que hace avanzar el sistema hasta llevarlo al éxito.

Aunque es una filosofía que nace en Japón, el gran maestro W. Edwards Deming, tiene mucho que ver en ello, os dejo con una de sus reflexiones: “Si no puedes describir lo que haces como un proceso, entonces no sabes lo que estás haciendo.”

Responder