Suscríbase a nuestro Boletín de Noticias mensual

Recibirá puntualmente todas las noticias del sector y novedades sobre el mundo del lean. Software, formación, bibliografía o artículos de opinión.

 

El Lean Primera Clave en las Empresas para Innovar con Éxito

24/01/2015 12:060 comentariosVistas: 208

Alrededor del 80% de los nuevos productos y servicios fracasa en los primeros seis meses después del lanzamiento. Con las nuevas empresas la tasa de fracaso es también muy alta. Los  estudios entre nuevas empresas que recibieron financiación y firmas de capital riesgo estiman que el 75% de las empresas respaldadas por capital en Estados Unidos no devuelven el capital a los inversionistas. Esta es la cruda realidad.

Si entendemos  la innovación como convertir la novedad en valor, ¿cómo podemos innovar con éxito teniendo en cuenta que los ratios de fracaso de nuevos productos, servicios y nuevas empresas son extremadamente altos?

El profesor Dr. Carlos Osorio ha investigado estas y otras cuestiones relacionadas con la innovación y nos explica que independientemente de tener buenas estrategias, equipos, conocimientos e incluso liderazgo, al final pueden no ser suficientes. Las razones tienen que ver de nuevo en gran medida con que la empresa haya dedicado la mayoría de los esfuerzos en el llamado ciclo operacional para ir mejorando la eficiencia y explotando los negocios existentes. En este contexto no se ha trabajado en el llamado ciclo innovador y el fracaso no está bien visto e incluso en algunas empresas está casi prohibido. Es esta actitud organizacional la que  paradójicamente provoca que al final se fracase mucho más. El profesor Osorio explica que algunos de  los grandes problemas de las empresas es que están enfocados en la idea y no en el desafío. Según sus datos el 75% de las ideas geniales fracasan, mientras que el 99% de los intentos de resolverdesafíos de innovación que merezcan la pena triunfan. Por otra parte encontramos que en los proyectos fallidos los equipos temen el fallo y lo evitan saltándose etapas del proceso de innovación y lo que es peor no entienden realmente al cliente y al usuario final. A medida que el directivo va dominando su disciplina e industria puede tender a perder esos rasgos de humildad y curiosidad constantes que tenía al principio. A todos nos resultan familiares frases como “Yo sé que es lo que quieren mis clientes, llevo toda la vida trabajando en esto”. Estas actitudes pueden derivar en acciones comerciales del tipo “Elija un producto de mi catálogo”, sin haber entendido que quizás el cliente y el usuario final están cambiando su forma de pensar y su necesidad ya no queda cubierta por el actual portafolio de productos. No sólo es escuchar al cliente y al usuario final sino observar, ponerle a prueba y co-crear la solución desde el principio del proceso de innovación cuando los desarrollos son rápidos y baratos.

De hecho los procesos de innovación actuales se nutren en gran medida de técnicas como el Design Thinking que entienden muy bien al usuario final. Según el profesor Osorio, las fases y etapas iterativas del proceso de innovación  empiezan por un desafío de innovación que intenta resolver un problema u oportunidad. Es importante empezar identificando las necesidades latentes del desafío de innovación, posteriormente se trabaja en las fases iterativas de entendimiento, observación, descubrimiento, generación de ideas, prototipeo y pruebas, implementación, lanzamiento y explotación. Durante todo el proceso se va aprendiendo y mejorando el proceso de innovación. La lógica de los procesos actuales de innovación coincide con movimientos como Lean Startup. Steve Blank es una de las personas detrás de la Metodología de Desarrollo de Clientes que puso en marcha el movimiento Lean Startup. Otra persona interesante es Eric Ries que profundizó las metodologías de Desarrollo Ágil y Desarrollo de Productos y que es muy conocido por su libro sobre  Lean Startup. Sobre la base de Lean Manufacturing, Lean Startup es un método para el desarrollo de negocios y productos, que busca reducir los ciclos de desarrollo con una aproximación experimental  dirigida por hipótesis de negocio y lanzamientos iterativos. Conceptos como Producto Mínimo Viable son interesantes dentro de esta metodología. Los procesos de innovación actuales y los movimientos tipo Lean Startup buscan fallar rápido y barato para aprender y mejorar la solución.

La mejor forma que tiene una empresa de iniciar el camino de la innovación es empezando a trabajar proyectos de innovación concretos que les permitirá  practicar las fases y etapas del proceso de innovación y al mismo tiempo estos equipos actuarán como agentes del cambio incorporando la innovación en el ADN de la empresa.

Responder