Suscríbase a nuestro Boletín de Noticias mensual

Recibirá puntualmente todas las noticias del sector y novedades sobre el mundo del lean. Software, formación, bibliografía o artículos de opinión.

 

Lean Manufacturing para fabricar ascensores en Zaragoza

02/04/2016 17:000 comentariosVistas: 40

La planta de Schindler en Zaragoza comentará este año a fabricar máquinas de alta gama para rascacielos. Esta es una de las principales líneas de acción de la empresa que también está inmersa en aplicar las energías renovables a la movilidad de los ascensores para que el transporte sea más sostenible. La compañía ha intensificado en los últimos años sus exportaciones, alcanzando al 80% de la producción que, sobre todo, se destina a países de la Unión Europea. Una evolución y nuevos proyectos de la compañía sobre los que habla David Gascón, director general de Schindler Drive Sistem a elEconomista.es La planta de Zaragoza tiene una capacidad de producción de 10.000 sistemas de tracción y 80.000 elementos de seguridad destinados a equipar tanto instalaciones de nueva construcción como la modernización de sistemas ya existentes en España y en Europa.

¿Cuáles van a ser los principales objetivos de Schindler en Aragón para 2016?

Los objetivos para un futuro más próximo los podemos resumir en dos puntos. El primero sería la introducción en el mercado de nuevos productos, pero mejorando en los campos de fiabilidad y eficiencia. La flexibilidad tanto en la tecnología como en el diseño es la guía que ha marcado todos los esfuerzos de Schindler en estos dos desarrollos.

El segundo objetivo clave de la compañía, y el que nos hace competitivos en el sector, manteniéndonos en esta posición destacada, estaría relacionado con la investigación y el desarrollo, gracias a que estamos poniendo en práctica la movilidad de nuestros ascensores con energías renovables, ofreciendo nuevas soluciones en el transporte de una manera sostenible, limpia, económica y eficaz para el usuario.

En Schindler impulsamos las soluciones ecológicas y de confianza para el desarrollo sostenible de la movilidad urbana. De esta forma, la multinacional suiza apuesta desde hace años por la eficiencia energética, con soluciones que reducen el consumo y respetan el medio ambiente, y por la eficiencia en los materiales, es decir, el desarrollo de componentes ligeros y que no contaminen.

¿Qué producción tienen en la actualidad en el centro de Zaragoza?

La planta de Schindler situada en Zaragoza ha evolucionado y ampliado su gama de productos en los últimos años para dar respuesta a la demanda del mercado y a las necesidades de suministro dentro del Grupo Schindler.

Desde hace años, esta fábrica está especializada en la fabricación de componentes de seguridad como limitadores de velocidad y paracaídas, así como cabinas especiales y máquinas de tracción. En los últimos 5 años, se ha incrementado esta especialización incluyendo también cabinas estándar de algunas de las líneas de producto de mayor venta del Grupo Schindler en Europa.

Durante el 2016, comenzaremos a fabricar en nuestra planta de Zaragoza máquinas de alta gama destinadas a rascacielos que, pese a tener un volumen de producción menor que las máquinas estándar, requieren de la implementación de una tecnología más avanzada que exige alargar los plazos de ejecución.

¿Está ganando peso la planta de Zaragoza dentro del Grupo Schindler?

La fábrica con la que Schindler cuenta en Zaragoza es una de las más importantes del Grupo de todo el mundo. En la actualidad, es uno de los centros de producción más importante del Grupo en toda Europa, no sólo por su tecnología y la incorporación de los dispositivos más innovadores, sino también por ser responsable de dar servicio al resto de centros y filiales de Schindler en todo el mundo. Esta actividad exportadora determina que, en España, la compañía no solo se centre en el mercado interior, sino también en el exterior.

Precisamente, ¿qué perspectivas tienen en mercados exteriores? ¿Se está trabajando en aumentar las ventas en el exterior?

Como consecuencia del derrumbe del mercado nacional que vivimos estos últimos años, la planta en España ha intensificado su perfil exportador y ahora aproximadamente más del 80% de la producción se exporta a otros países. En este sentido, destaca su mayor penetración en la Unión Europea (70%), seguido por Suiza (12%) y Asía (7%).

En este sentido, puede decirse que Schindler tiene claro que en la diversificación y consolidación de mercados residen las claves del éxito. Actualmente, nuestra compañía está presente en más de 100 países repartidos en los cinco continentes donde podemos presumir de ser una empresa comprometida en la calidad y el servicio.

Además, la multinacional suiza ha realizado inversiones para la construcción de nuevas plantas de producción en China, India, EEUU y Eslovaquia, creando alrededor de 3.000 nuevos puestos de trabajo en todo el mundo. En Schindler estamos en continua búsqueda de nuevos mercados.

¿Tienen previsto realizar inversiones en 2016 en Zaragoza?

Nuestras dos principales inversiones en Zaragoza se centran en Schindler Drive Systems (SDS). La primera de ellas consiste en una continua mejora de la cadena de producción, con el objetivo de que estos sistemas continúen a la cabeza de la innovación dentro del sector del transporte vertical.

En segundo lugar, Schindler sigue invirtiendo en la seguridad y en la salud de sus trabajadores, un valor fundamental para la multinacional suiza y un objetivo por encima de todos los demás retos que se plantean.

Además, el complejo industrial de Zaragoza cuenta con el Centro de Formación. Este centro tiene por objetivo ofrecer una formación integral a las futuras incorporaciones de personal técnico de la plantilla de Schindler en nuestro país, así como de la formación permanente para aquellos montadores que ya formen parte de ella. Por último, damos una gran importancia a nuestras líneas de I+D, ya que consideramos este ámbito un pilar fundamental de Schindler.

¿Están trabajando en nuevos desarrollos o líneas de I+D+I en la planta de Zaragoza?

Schindler cuenta en Zaragoza con su propia división de I+D, gracias a la cual estamos poniendo en práctica la movilidad de nuestros ascensores con energías renovables, ofreciendo nuevas soluciones en el transporte de una manera sostenible, limpia, económica y eficaz para el usuario.

La sostenibilidad para Schindler no es un extra, sino un valor integrado. Por ello, el objetivo de la compañía es la mejora continua de la calidad ecológica de los productos, una meta alcanzada gracias a las mediciones llevadas a cabo y a acciones como la valoración de la vida útil de los equipos.

Recientemente se desarrolló en Schindler la máquina FMM200. ¿Qué aceptación ha tenido? ¿En qué mercados se ha introducido?

La máquina FMM200 se ha desarrollado enteramente en la planta de Schindler en Zaragoza por el departamento de I+D+i. Esta gama de producto estaba destinada a cubrir las necesidades de modernización de ascensores del mercado norteamericano, pero enseguida nos dimos cuenta del potencial que esta máquina tenía en Europa y, por ello, en el año 2013 se adaptó a la normativa europea y, a partir de ese momento, comenzamos con los envíos de las primeras unidades en nuestro continente, en el cual ha tenido una gran aceptación desde entonces.

¿Está previsto ampliar plantilla?

El complejo industrial de Schindler en Zaragoza da trabajo a un total de 400 empleados, de los cuales aproximadamente 184 trabajan en SDS (Schindler Drive Systems). Entre ellos se incluyen perfiles de todo tipo como operarios con alto grado de capacitación y en los que se ha realizado una fuerte inversión en formación. Uno de los puntos fuertes de la fábrica es que sus trabajadores son polivalentes, es decir, rotan sus funciones a lo largo de la cadena de producción, lo que aporta una gran flexibilidad.

¿Qué otros proyectos está previsto que se acometan en la planta de Zaragoza?

El principal proyecto que tenemos actualmente en curso es la mejora de nuestros procesos productivos adaptándolos al máximo a la filosofía ‘lean-manufacturing’ con el objetivo de ser líderes dentro del Grupo Schindler a nivel tanto de costes como de excelencia en el servicio.

Responder