Suscríbase a nuestro Boletín de Noticias mensual

Recibirá puntualmente todas las noticias del sector y novedades sobre el mundo del lean. Software, formación, bibliografía o artículos de opinión.

 

¿Puedes pagar un experto en lean six sigma en tu empresa?

12/04/2015 15:100 comentariosVistas: 21

Contar con el asesoramiento in situ de un experto japonés en Six Sigma, un indoamericano en finanzas o un alemán en productividad está al alcance de las firmas locales. La experiencia del intercambio contado por sus protagonistas. Los beneficios.

A comienzos del año pasado, la metalúrgica Microwen necesitaba mejorar su proceso de producción de cabezales para pozos petroleros. “No hay muchos expertos locales en esta tecnología de punta, así que decidimos traer uno de Alemania”, cuenta el ingeniero Martín Lambertucci, gerente de Planta de esta firma familiar fundada en 2007 dentro del grupo Wenlen, de capitales nacionales.
¿Cómo lo lograron? A través del programa Senior Experten Service (SES) de la Fundación Alemana para la Cooperación Internacional. Se trata de un plan de voluntariado para profesionales senior alemanes, que deciden poner sus conocimientos y experiencia al servicio de organizaciones no gubernamentales y pymes de otros países.
El experto asignado al proyecto de Microwen fue Dieter Eingehausen, un ingeniero industrial con una amplia trayectoria en compañías de su país, principalmente del rubro Metalúrgico y Oil&Gas. “Tomé contacto con este programa poco después de jubilarme, en 2001″, cuenta Eingehausen a El Cronista por correo electrónico. “Mi primera misión fue en China. Luego, estuve en Brasil y, finalmente, el año pasado estuve durante un mes en la Argentina. Fue una muy buena experiencia, me gustó mucho Buenos Aires y sus alrededores, y la calidez humana del grupo con el que trabajé”, asegura.
Con su asesoramiento, la metalúrgica local con planta en Bella Vista pudo llevar adelante su programa de mejoramiento de calidad, a través de una optimización en los procesos de centrifugado de los materiales. “Nos sorprendió su vocación por el trabajo y sus conocimientos del área, muy actualizados”, dice Lambertucci. “Nos propuso contactos con proveedores internacionales y, una vez terminada su misión, nos escribió para estar al tanto de cómo van las mejoras en el proyecto”.
Microwen posee 80 empleados y produce 1.000 toneladas al año de aceros al carbono, aceros inoxidables y duplex. Con una facturación de $ 70 millones anuales, comercializa sus productos en el mercado local y exporta a Brasil, Bolivia, Perú, Chile y Colombia.
Desde que se fundó el SES en 1983, “se realizaron más de 30.000 misiones en 169 países, 170 de ellas en la Argentina. Actualmente, contamos con más de 11.500 expertos senior en diferentes áreas, desde Producción Sustentable hasta Educación y Ciencias”, explica desde Bonn en perfecto español Dirk Lahme, director de Proyectos del SES para América latina.
“Este servicio es patrocinado con fondos del gobierno alemán y está fundamentalmente dirigido a pymes, que solo abonan la comida, alojamiento y viáticos locales del experto. Empresas más grandes también pueden acceder, pero deben pagar además los costos de traslado desde Alemania”, aclara Lahme.
El programa tiene una duración de uno o dos meses, tras lo cual se puede concertar una “misión de seguimiento”, ya que “de este modo, se promueve una cooperación a largo plazo”, apunta el director de SES América latina. Y agrega que, para participar, no es necesario que las empresas sean socias de la Cámara de Comercio Alemana. Simplemente, deben enviarles su proyecto a través de Internet.

Management japonés

“La Argentina tiene una industria muy avanzada dentro de lo que es América latina. Además, es un país lindo, grande y con gente muy amable”. El elogio corre por parte de Eizo Uegaki, ingeniero químico nipón y experto en Tecnologías de Gestión, quien, además, se considera afortunado por ser esta su segunda visita al país. Uegaki se encuentra desde fines del año pasado en el Centro INTI de Concepción del Uruguay (Entre Ríos), asesorando a pymes de la zona sobre tecnologías de eficiencia y gestión japonesas.
“Soy de Tokio y trabajé durante casi 30 años como ingeniero de proceso en una compañía petroquímica de mi país. Y hace casi 20 años que participo del proyecto de JICA (la agencia de cooperación japonesa), por lo que pude viajar a México, Zambia, Costa Rica, Belice, Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y República Dominicana, además de la Argentina”, enumera Uegaki con un castellano parsimonioso como su espíritu oriental.
En el INTI, Uegaki se unió a un equipo de cinco profesionales coordinados por el ingeniero Claudio Gradizuela, a quienes está capacitando en seis áreas fundamentales: producción, calidad, costos, tiempos de entrega, seguridad y motivación. Dentro de sus funciones, está la de recorrer distintas empresas de la zona para hacer un diagnóstico y proponer soluciones de mejora.
Una de las pymes visitadas fue Ejecutora de Obras, una compañía familiar fundada por dos hermanos en Gualeguaychú, dedicada a la construcción de estructuras metálicas. Allí se llevó a cabo durante tres meses la implementación del método japonés de las 5S, una técnica de gestión para mejorar el orden, la limpieza, la seguridad, reducir los tiempos de búsqueda de materiales y herramientas, reducir los movimientos innecesarios y aumentar la productividad. Para esto, la compañía conformó un comité ad hoc, capacitó a sus empleados y estableció un plan de trabajo para cumplir las diferentes metas y objetivos.
Como resultado, “se logró una mejora en la terminación de las piezas y en la calidad de las soldaduras, debido a la reducción de partículas en el aire, y una mejor terminación en las piezas mecanizadas, por la ubicación de las máquinas”, reportan en la pyme. “El aporte de Uegaki fue muy importante para estos logros -asegura Gradizuela, del INTI-. Su actitud positiva y su forma de ver los problemas como oportunidades de mejora nos contagió a todos”, afirma.
JICA lleva adelante su programa de Expertos Seniors en la Argentina desde 2002. “Hasta el momento, vinieron más de 150 especialistas voluntarios para asesorar a organismos gubernamentales y universidades e, indirectamente, a empresas pymes”, comenta Juan Carlos Yamamoto, representante de JICA en la Argentina.
“Las áreas de asesoramiento son diversas: desde biotecnología a turismo o comercio exterior, siendo las tecnologías de gestión las más demandadas ya que son transversales a todas las industrias”, dice Yamamoto. “El programa tiene dos versiones: larga (uno o dos años) y breve (uno a 10 meses)”, agrega.
Durante su estadía, el experto se ocupa de hacer un diagnóstico de la empresa, elaborar y presentar un plan de mejoras y visitar periódicamente la planta para supervisar la implementación de dicho plan”, explica el representante de JICA. Este servicio es gratuito para las pymes (la agencia japonesa cubre todos los costos de traslado y viáticos para el experto), pero no pueden acceder en forma directa a él sino a través de las respectivas cámaras empresariales.

Finanzas para start-ups

InvGate, una compañía de software fundada en 2004 por Ariel Gesto, quería llegar al mercado estadounidense. Y, a través del programa EY Vantage Program que la consultora Ernst & Young lleva a cabo en diversos países de la mano de Endeavor, consiguió el asesoramiento de Muqtadar Ahmed, consultor Senior en Finanzas de Chicago.
“Posteamos el proyecto el año pasado y Ahmed se postuló”, dice Gesto. Así, el financista indo-americano viajó a Buenos Aires para trabajar siete semanas en las oficinas porteñas de InvGate en el armado de un plan de expansión. “Para nosotros, fue muy valioso contar con el asesoramiento de un especialista de su nivel”, asegura el fundador de InvGate.
Para Ahmed, “la experiencia fue altamente positiva, tanto en lo profesional como en lo personal”, asegura. “Por un lado, pude conocer muchos lugares de Buenos Aires y sus alrededores y quedé fascinado -confiesa-. Era mi primera vez en América latina y espero volver pronto. Por otra parte, la oportunidad de participar en un proyecto dentro de una start-up de rápido crecimiento tiene un gran valor para mi carrera”, asegura.
En Buenos Aires, Ahmed trabajó codo a codo con Gesto, el fundador de la compañía, Liliana Gary y James McArthur. “Fue muy generoso porque, además de su conocimiento técnico, nos dejó contactos con posibles partners y clientes”, aporta Gary. “Más allá de lo estrictamente laboral, quedó una relación muy linda con él, porque compartimos mateadas y asados tanto dentro como fuera de la oficina”, cuenta McArthur, quien, pese a su nombre, es italiano. “Nacimos con la intención de ser una compañía global, por eso es tan valioso el aporte de profesionales de distintos países”, aclara Gesto.
A diferencia de otros programas de cooperación, impulsados desde el sector público, el de EY se sostiene únicamente con fondos privados y forma parte de la estrategia de Responsabilidad Social de la consultora internacional. “El objetivo es impulsar a emprendedores de alto impacto poniendo a su disposición el asesoramiento de profesionales senior de los Estados Unidos, Canadá e Israel”, comenta Ignacio Hecquet, responsable del programa EY Fellows en la Argentina.
Para los emprendedores (que deben ser integrantes de Endeavor para participar), significa un gran beneficio contar con el asesoramiento de un profesional especializado y para los profesionales representa la oportunidad de hacer una experiencia internacional y vivir cómo es el mundo del emprendedorismo.
Contar con la mirada y el asesoramiento de un experto internacional era un lujo que las pymes no podían darse. Gracias a los diferentes programas de cooperación internacional, hoy es posible.

Responder