Suscríbase a nuestro Boletín de Noticias mensual

Recibirá puntualmente todas las noticias del sector y novedades sobre el mundo del lean. Software, formación, bibliografía o artículos de opinión.

 

Las bases del Lean Manufacturing, una filosofía de empresa rompedora

02/11/2017 18:180 comentariosVistas: 47

Lean 2

Cómo estudiarla, cómo implementarla y, sobre todo, en qué se basa.

 

- Adoptar una filosofía o una metodología correcta es la mejor forma de hacer crecer un negocio o una empresa. Existen muchas y muy diferentes maneras de conseguir llegar al éxito, pero una de las que más está probando sus beneficios es la que se conoce como lean manufacturing, también conocida como fabricación ajustada, ágil o esbelta. Este término anglosajón se usa para dar nombre a un método a través del que se busca la optimización y la mejora del sistema de producción. Trata de erradicar todo lo superfluo y carente de valor, y siempre apuesta por añadir todo aquello que otorgue un valor añadido y enriquezca tanto el procedimiento como los resultados. A pesar de su extendida implantación y su probada eficacia, todavía hay muchas empresas que no han adoptado esta filosofía. Por suerte, acceder a un curso de lean manufacturing no es complicado. Hay multitud de portales online que permiten su estudio a través de internet, y que hasta facilitan bibliografía y páginas desde las que obtener toda la información posible para dominar esta metodología que tan bien está funcionando en todo el planeta, dedicados a contar todos y cada uno de los detalles sobre este procedimiento.

Ofrecen cursos online, libros y hasta herramientas para saber cómo implementar este sistema de manera adecuada para comenzar a beneficiarse de sus bondades sin tener complicaciones. Puedes echar un vistazo en ella para comenzar a meter el pie en esta filosofía, aunque antes te conviene conocer un poco sobre sus fundamentos. En qué se basa el lean manufacturing y qué hace que tenga tan buenos resultados. Aquí vamos a repasar lo primero, los sistemas de producción en los que se apoya esta metodología que se está posicionando como la más efectiva en la actualidad.

TQM – Gestión de la Calidad Total

Este concepto, nacido en los años 50 en Japón, apoya la necesidad de una gestión completamente eficiente para conseguir un proceso de producción que funcione como debe. Se debe perseguir la mejor organización de todos los procesos de producción, además de implantar una cultura en la empresa en la que siempre se abogue por seguir mejorando. Toda la compañía debe implicarse para que realmente se consigan las cotas de calidad que garanticen un correcto desarrollo y resultado. Según esta filosofía, desde el primer concepto hasta la venta al consumidor deben estar medidos, tratados con mimo y buscando siempre avanzar para ir siempre un paso más al frente.

JIT – Justo A Tiempo

Todo lo que suponga un desperdicio en la producción, desde la fase de distribución o incluso la compra, ha de ser erradicado. Este es el principio que fundamenta la filosofía JIT (en inglés, Just In Time). Da igual que se trate del producto acabado o de cualquier material que se requiera en su producción, todo ha de estar en el lugar correcto y en el momento adecuado, y todo lo demás sobra. Esta búsqueda de lo adecuado afecta también a la cantidad. Se ha de producir el total de producto justo para satisfacer lo que el cliente necesita, y eso implica también recurrir a la cantidad de material necesaria para ello. Todo medido al milímetro para no desperdiciar ni tampoco quedarse corto.

KAIZEN – Mejora Continua

Término procedente del japonés que nombra a una filosofía también nipona. Kaizen proviene de la unión de dos kanjis, por un lado “kai”, que significa cambio; por otro lado “zen”, que significa mejorar. No es algo muy novedoso, pero sí es algo que pocas empresas conocen y menos llevan a cabo en sus métodos de trabajo. Parte de la idea de que es necesario corregir todo lo que sea conveniente para mejorar el sistema de producción. Así, kaizen no solo se ciñe a la cadena de montaje o a la distribución, afecta a la mentalidad de toda la empresa, que debe tener una actitud de continua mejora y saber aprovechar las capacidades de todos y cada uno de sus miembros para poder alcanzar el éxito.

TOC – Teoría de las Restricciones

También se la conoce como Teoría de las Limitaciones, y se basa en la existencia de cuellos de botella o restricciones que impiden que el ritmo de la producción sea el adecuado. Determinar cuál es ese eslabón débil y solventarlo es el objetivo de esta teoría. No es válido potenciar cualquier otro elemento, ya que independientemente, seguirá existiendo un punto que reduzca el ritmo y empeore el resultado.

Reingeniería de procesos

Conviene diferenciarla de la mejora en los procesos del negocio. Esta filosofía no tiene límites. Cambia todo lo que considere necesario para mejorar cualquier aspecto de una empresa, de la producción y hasta de la distribución si es necesario. Si tiene que desmontar algo por completo para volver a montarlo de cero, lo hace. Por poner un símil, lo tradicional en un motor de coches es estudiar cómo mejorar su eficiencia. La reingeniería de procesos directamente apuesta por plantear de nuevo el funcionamiento y cambiarlo de arriba a abajo.

Responder