Suscríbase a nuestro Boletín de Noticias mensual

Recibirá puntualmente todas las noticias del sector y novedades sobre el mundo del lean. Software, formación, bibliografía o artículos de opinión.

 

Lean manufacturing: herramientas principales y cómo aplicarlas

11/01/2018 21:000 comentariosVistas: 80

 ¿Necesitas mejorar el rendimiento de tu negocio? Esta metodología lo consigue.

A la hora de construir una empresa, una compañía o un negocio, es importante definir una filosofía de trabajo. La mentalidad que seguir a la hora de desempeñar todos los procesos necesarios para que todo funcione como es debido es una clave para determinar cómo se ha de trabajar y qué objetivos se deben perseguir.

 

[Img #15836]

Hay infinidad de formas de hacerlo, miles de métodos distintos a implantar; sin embargo, esto no implica que todos sean efectivos. Equivocarse a la hora de establecer un sistema dentro de la producción puede ser letal para el negocio. Por eso, es importante saber elegir la mejor metodología a seguir.

En los últimos años se ha comenzado a mostrar especial interés por el lean manufacturing. Este sistema parte de la necesidad de la constante búsqueda de la mejora y la optimización dentro de los procesos de producción. No se limita solo a tratamiento de productos y maquinaria, también a la mentalidad del trabajador y del empresario.

Su efectividad es algo que ha quedado más que patente. De ahí que cada vez más empresas hayan abrazado esta metodología y hayan empezado a implantar en sus sistemas las diferentes herramientas de lean manufacturing. Mediante su uso y correcta aplicación, se garantiza un aumento en beneficios reduciendo costes y maximizando el rendimiento. Una premisa ideal para cualquiera que quiera mejorar las cualidades de su negocio.

Probablemente tú, como empresario o como trabajador, hayas comenzado a cobrar interés en este método tan inspirado por la filosofía de trabajo oriental. Para conocer más sobre él, vamos a enseñarte cuáles son sus principales herramientas, además de explicarte cómo se deben implementar para conseguir esa mejora tan ansiada en el ambiente laboral. Si se lleva a cabo como es debido, los resultados son algo que no tarda en llegar.

Herramientas del lean manufacturing

Hay un total de 23 herramientas que dan forma a este método de sistemas de producción. A continuación, procedemos a listarlas todas para, posteriormente, explicar cómo se deben implementar y si realmente es necesario hacer uso de todas ellas para conseguir mejorar el funcionamiento de tu empresa.

·         5 s.

·         8 ds.

·         Análisis de la causa raíz.

·         Andon.

·         Cuellos de botella.

·         Estandarización de trabajos.

·         Flujo Continuo.

·         Gemba.

·         Gestión de la Calidad Total.

·         Gestión visual.

·         Heijunka.

·         Hoshin Kanri.

·         Jidoka.

·         Just In Time.

·         Kaizen.

·         Kanban.

·         KPIs.

·         PDCA.

·         Poka-Yoke.

·         SMED.

·         Takt time.

·         TPM.

·         Value Stream Mapping.

Cada uno de estos conceptos cuenta con unas particularidades y es adecuado para según qué ámbitos. Aunque todos ellos forman parte del lean manufacturing, no es necesario aplicarlos todos para mejorar la producción o el rendimiento general en una empresa. Es importante diferencias aquellos puntos flacos que pueda haber en un negocio para proceder con las herramientas necesarias y, esta vez sí, aplicar solo aquello que se necesite.

Cómo implantar las herramientas de lean manufacturing

El punto de partida aquí es saber que cada empresa tiene un sistema, una metodología, una mentalidad y, por supuesto, un radio de acción diferente. Esto implica que el proceso de implantación de las diferentes herramientas pueda variar, tratándose de algo propio para cada negocio.

Una vez conocida la totalidad de herramientas que brinda esta filosofía, lo siguiente es saber que cada una de ellas puede aplicarse de forma individual. De esta forma, es posible realizar un comienzo lento, paso a paso, para ir aprovechando cada una de ellas hasta que se saque partido a todas las que sean realmente necesarias. El proceso de aplicación debe hacerse gradualmente, teniendo en mente que su prolongación no debe ser excesiva, sino algo que suceda en el medio plazo.

Los resultados del uso de estas herramientas son algo que se observa en los beneficios. Mientras más se implanten, más aumentan estos. Algo debido a que unas se apoyan en otras, consiguiendo un entramado que encaja como si de un sistema de engranajes se tratara. Sin embargo, aquí el motor es la mentalidad y el factor humano de la empresa, mientras que el eslabón final es, precisamente, el aumento en la rentabilidad.

Partiendo de estas bases, es posible comenzar a aprovechar las bondades del lean manufacturing sin problemas. Aun así, en la actualidad hay numerosas propuestas formativas que invitan a sumergirse de lleno en el sistema y aprender todo lo necesario para no solo conocerlo, sino dominarlo y controlar por completo sus mecanismos para aplicarlos a la perfección.

Con un cambio de filosofía puedes conseguir un total cambio en el rendimiento de tu negocio. Esta nueva metodología, si bien parte de unas bases asentadas hace mucho tiempo, ha demostrado que es algo capaz de traer mejoras en muy poco tiempo.

Responder